jueves, 19 de marzo de 2015

Marcadores de tela: una visión general

Buenos días mis entrometidos!!

hoy vamos a hacer una revisión de los marcadores de tela que he probado hasta ahora en mi vida costuril. Desde que empecé a coser este tipo de marcadores han cambiado mucho.



Cuando era pequeña todas las costureras usaban la típica tiza o jaboncillo de sastre triangular, que si tenías suerte encontrabas en dos colores. Aunque la necesidad agudiza el ingenio, y yo ya recuerdo a mi abuela marcando las telas con una pastilla de jabón de manos seca. Más barata, más colores donde elegir y un reciclaje perfecto.

Yo empecé usando esas tizas. Siempre hubo una en casa y era lo que conocía, pero no me daba bien con ellas. Me resultaban difíciles de manejar y los trazos no quedaban ni definidos ni pulidos. Poco a poco fui descubriendo otras opciones.

Mi primera compra fuera de los jaboncillos fue un marcador de tela al agua, es decir, de los que se van al humedecer la prenda.




Se trata de un rotulador que resulta muy cómodo de usar. El trazo es fino y marcado a la vez. Las líneas se ven muy bien. La punta es fina y resbala en la tela a las mil maravillas. La única pega es que sólo lo he encontrado en un color, con lo que no vale para todos los colores de tela. Lo cierto es que sólo vale para las telas claras. En las oscuras no se ve.

Y buscando algo que se viera bien en telas oscuras llegó mi segunda compra. Un lápiz color gris plateado que prometía ser el complemento perfecto al anterior.



Una promesa que se quedó en nada. Menuda castaña de lápiz. No se marca bien, no resbala en la tela y apenas se nota el trazo. Se ha quedado relegado a uso de lápiz normal.

Pero la compra estrella tardó en llegar. Cuando empecé el curso de patronaje busqué y busqué opciones de marcar tela. El marcador al agua se me estaba acabando y quería huir de las tizas tradicionales. Y así llegué a este producto:



El ya famoso kit de portaminas. Ha sido una revolución en mi costurero. Resulta cómodo de coger, los trazos son definidos y se lleva bien por donde tú quieres. Y la gama cromática...... me encanta!!! siempre tienes el color que resalta en la tela. Aunque es cierto que yo uso mucho más las tizas de colores que las blancas, se puede apreciar en la foto la diferencia de uso. No me importaría una distribución diferente de la cantidad de colores. Al principio me preocupaba encontrar repuesto de las minas pero en Ebay he encontrado recambios.

Aunque éste es el que más uso, también tengo que complementarlo con este otro:




Éste es un rodillo, o ruleta, o mil nombres más. Sirve para traspasar las marcas del patrón de una tela a otra cuando cortas dos piezas a la vez o cuando haces medio patrón y doblas la tela. Se usa junto con el papel de calco para patrones.

Y luego tengo éste:



Venía en uno de esos kits de costura que sacan a veces en los supermercados Lidl. No es malo, pinta bastante bien y la tapa tiene unos filamentos que borran las marcas si te confundes. No lo hubiera comprado por separado porque me gusta más el portaminas, pero no está mal.

Y hasta aquí mi visión general de marcadores de tela. Sólo he hablado de los que yo he probado, ya que existen muchos más. Espero añadir nuevas experiencias con el tiempo.

La resolución final de hoy es diferente. Si pudiera comprarme uno sólo, cuál me compraría? El portaminas sin dudarlo. Es el más completo, aunque el más caro. Pero ya hemos aprendido que una buena inversión suele salir bien a largo plazo, no?

Muchas gracias por vuestros comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...