miércoles, 18 de febrero de 2015

Canillas: plástico o metal?

Buenos días mis entrometidos!!

Hoy vamos a hablar sobre un tema que levanta ampollas, las canillas. Para empezar, en España se les llama canillas pero en otros países tienen diferentes nombres y como me leéis desde muchos países diferentes que cada uno aplique aquí su nombre, porque yo no me los sé todos. Para que todos lo tengamos claro, hablo de estas piezas:


Y la pregunta que nos vamos a hacer hoy es: plástico o metal? A lo largo de mi aventura costurera me han recomendado muchas veces las canillas de metal. Y yo, que soy una entrometida, siempre he preguntado: y por qué? Qué respuesta he obtenido? El silencio. NADIE y cuando digo nadie es nadie, ha sido capaz de decirme por qué una canilla de metal es mejor que una de plástico. Se supone que una canilla de metal es más resistente pero, para qué necesita una canilla ser resistente? 
En una ocasión leí en un blog (siento no acordarme de cuál y no poder poner el enlace) que si tu máquina tenía el canillero de metal debías usar canillas de metal y si lo tenía de plástico, debías usar canillas de plástico. Mi primera máquina tenía canillero de metal y mi máquina actual lo tiene de plástico. Te crees que he cambiado todas mis canillas? Ni loca.

Tengo 49 canillas. 49 ni más ni menos. 10 son de plástico y 39 son de metal. Y es que tengo la manía de tener una canilla por cada hilo y algunas de reserva para cuando compro hilos nuevos o por si necesito cambiar alguno por problemas de tensión. Mi "gran olvidado" me hizo un portacarretes muy chulo que me permite tener cada hilo guardado con su canilla correspondiente y muy bien ordenados. Es éste:


Y éstas son mis canillas de repuesto:


Como veis el sistema es sencillo de hacer y resulta muy efectivo. Con esto qué quiero decir? Que me da igual una canilla de plástico que una de metal. El único problema que puede haber es con las imperfecciones. Aunque esto puede suceder en ambos casos, es cierto que las piezas realizadas en plástico suelen tener más imperfecciones que las realizadas en metal. Mirad esta foto:


Veis la línea que divide la canilla en dos? Es la unión de las dos piezas que la forman en su proceso de fabricación. Si no está bien pulida, puede tener pequeñas imperfecciones que enganchen el hilo y haga que se rompa. Y todos sabemos lo desesperante que es un hilo que no para de romperse. 

Aunque hay que reconocer que si tienes canillero horizontal y usas canillas de plástico, puedes ver muy fácilmente cuánto hilo te queda en la canilla. Y eso no lo puedes hacer con las de metal.


Yo tengo muchas más canillas de metal que de plástico sencillamente porque donde vivo son más fáciles de encontrar. La diferencia de precio no es muy grande entre unas y otras, así que el dinero en este caso (y en pocos casos más) no va a ser un factor determinante. 


Y mi resolución final de hoy: Cuando vuelva a comprar canillas, compraré plástico o metal? Seguramente metal, pero sólo por la facilidad para encontrarlas en mi mercería. Si hago alguna compra on line y hay una buena oferta de canillas plásticas, por qué no?

Muchas gracias por vuestros comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...