lunes, 16 de febrero de 2015

Alfileres: una visión general


Buenos días mis entrometidos!!

Hoy vengo a hablaros de los mejores amigos de una costurera, los alfileres. Y es que estos pequeñines son indispensables para la costura. Puedes coser habiendo hilvanado o no, pero sin alfileres...... no creo que cosas mucho.



Existen de muchos tipos y de muchos materiales, pero los buenos, los buenos de verdad son de acero. No te recomiendo que compres los alfileres en los chinos de tu barrio ni en webs asiáticas. Los alfileres no son una gran inversión, una caja de 60 alfileres buenos con cabeza de vidrio (que son los más caros) te puede rondar los 4€. Y no se te van a torcer como los baratos. Mira que diferencia:


El primero por la izquierda es de los chinos. Los demás son de mercería. En la foto solo puedes apreciar el tamaño y la "pinta" en general, pero te aseguro que en la mano se nota hasta la diferencia de peso. Y ya ves tú lo que puede pesar un alfiler.

Vamos a analizarlos.

Alfileres de los chinos:


Baratos pero malos a rabiar. Se tuercen con solo mirarlos y las cabezas se deshacen. Son cortos. Esto no tiene por qué ser malo, porque sobre la largura de los alfileres no hay recomendación posible. A cada persona le gustan de una manera. Yo los prefiero largos porque los cortos se me escapan con más facilidad. Pero lo que si te puedo decir es que esto alfileres no cogen bien las telas porque al torcerse y deformarse tan fácilmente, la tela les gana la batalla y se escapa.

Alfileres de patchwork de cabeza de flor:


Muy largos y muy finos. Estas son las características esenciales de los alfileres específicos de patchwork. Yo no realizo muchos trabajos con esta técnica, me dedico más a la confección, pero estos alfileres me resultan más cómodos que los clásicos pequeñitos. Los míos son de la marca Ideas. Al ser bastante finos se pueden doblar si los fuerzas mucho.

Alfileres de cabeza de bola:



Estos en concreto son más largos y más gruesos que los anteriores. Son muy duros y no se deforman de ninguna manera. Son los más resistentes que he tenido en mi vida. La única pega que les pongo es que al ser tan gruesos a veces cuesta atravesar la tela con ellos. Especialmente si se trata de una tela con un entramado muy denso.


Alfileres con cabeza de bola para patchwork:


Estos son una mezcla de los dos anteriores. Son un poco más finos que los de bola tradicionales, pero más fuertes que los de cabeza de flor. Han sido mi última adquisición, así que aún no he podido hacerles ninguna prueba de gran tensión, pero por ahora me están gustando. Son de la marca Prym. 
Si eres de las que plancha con los alfileres puestos antes de coser, estos no te van a valer, ya que la cabeza de bola molesta para planchar. Para eso, mejor los de cabeza de flor.

Alfileres tradicionales de modista:


Estos son "los de toda la vida". Son finos, cortos, casi no pesan y vienen en cajas de muchas unidades.  A mi no me gustan particularmente. Se me hacen pequeños y son fáciles de perder en la tela. Eso si, los buenos son baratos y se pueden encontrar en cualquier mercería.


Y hasta aquí mi análisis de alfileres. Hoy no hay lugar para una resuloción final pero ya os digo que cuando vuelva a necesitar alfileres, compraré alfileres de patchwork. Cabeza de bola o cabeza de flor, pero de patchwork.
Muchas gracias por vuestros comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...